×
Teléfono 95 618 35 13
Teléfono 95 618 35 13

PREPARA TU VEHÍCULO PARA UNA ESCAPADA

Hoy te ofreceremos varios consejos para preparar tu coche para una escapada.

Eso sí, antes de iniciar un trayecto largo, necesitarás hacer una revisión de todo el motor para asegurarte una travesía cómoda y segura.

Examina el estado de los airbags

Al igual que el cinturón, cuando preparas tu coche para una escapada que debes observar el estado de los airbags antes de iniciar la marcha, y después de un incidente con mayor razón. La buena respuesta y el correcto hinchamiento de las bolsas te puede salvar la vida en el supuesto caso de que ocurra algo. Si ves que tarda en responder y están demasiado blandos, reconoces que necesita un cambio.

Comprueba la presión de los neumáticos

Las ruedas de los coches es de las partes más importantes que debes echar un vistazo antes de iniciar un viaje. Es necesario tomar precauciones para evitar sufrir un reventón y una conducción llena de riesgos. Podrás comprobar la presión de los neumáticos y el dibujo de las llantas, donde la normalidad ronda los 2 mm. Y si la presión no es la idónea, ajústala o cambia de rueda.¡Cuida tu coche para procurarle una larga vida!

Dispón de elementos para emergencias

No olvides que en el maletero, en el compartimento del copiloto o dónde te resulte más cómodo y accesible debes disponer de los elementos de emergencias estrellas: un cambio de neumático, chaleco reflectante y triángulos de señalización de peligro. Ahora que vas a de excursión, ¡haz una primera parada para equiparte de lo indispensable

Observa el nivel de los líquidos

Los líquidos del coche como el aceite y el carburante resultan esenciales para el funcionamiento del motor y de toda la cadena que lo acompaña. Para comprobar sus niveles, basta con echar un vistazo a los sensores que dispones en el kilometraje.

Si se iluminan, significa que hace falta rellenarlos. Para repostar cuentas con gasolineras y en algunas ocasiones también pueden contar con aceite. Si éste último no lo tuvieran, tendrás que acudir al taller más próximo.

Prueba el funcionamiento de las luces

El estado de los faros de las luces serán claves para mejorar tu visión en las carreteras. Ya no solo cuando oscurece, sino también para las temporadas con clima adverso, donde tendrás que recurrir a ellos en reiteradas ocasiones. Debes comprobar si todas las luces funcionan y no hay ninguna fundida, además de su correcta potencia. Su mala eficacia no solo te puede suponer un riesgo en la seguridad vial, ¡también te pueden poner multas!

¡No olvides el nivel de la batería!

Los conductores hacen hincapié en todos los componentes mencionados, pero la batería suele ser el más olvidado. Quizás se deba a que se esconde en el interior del motor y no se perciba a priori. Sin embargo, es la responsable de suministrar la electricidad para el correcto funcionamiento de todo el aparato.

Al igual que los aceites, su nivel se puede comprobar con los testigos del kilometraje, aunque también puedes percatarte de posibles fallos cuando arranca lento o miras su carcasa y la ves hinchada. Cuando ocurre esta situación, acude al taller y cambia la batería, ¡antes de que afecte a todo el coche! Y en lugar de preparar tu coche para una escapada tengas que prepararlo para el desguace.

Mete el equipaje y ¡arranca motores!

¿Ya está todo en orden? Espera, ¡ para terminar de prepara tu coche para una escapada falta meter lo que te vayas a llevarte! Recuerda que el equipaje debe ir bien fijado en el maletero para evitar que choque con los ocupantes. Mételo de manera que no te dificulte la visibilidad trasera. En el caso de que no puedas, podrás circular, pero tienes que tener ambos retrovisores laterales puestos y aumentar la observación. Cuando todo quede en su sitio, colócate en tu asiento, abróchate el cinturón y, ¡arranca motores!

Síguenos en nuestras redes sociales para estar informado de todas las novedades:

Instagram

Facebook